Kategorien artxiboak: Kultura

Saxofoi baritono bakarlariak jazz munduan ez dira ugarik. Maisuetako bat Gerry Mulligan. Hemengo argazkian (1953) oso gazte eta txiki (baina ez eskas) bere tresna musikaren parean.

Idazle eta enpresaria

Bazen behin idazle bat liburu bat idatzi nahi zuena. Oso-oso originala idatzi nahi zuen. Baina ez zitzaion ezta bat bururatzen. Orduan pentsatu zuen egunkari bat egitea. Baina egunkariaren izena ez zitzaion bururatzen. Bat-batean “Berripelegrinak” pentsatu zuen. Hasi zen lanean baina inork ez zuen erosi eta lokala, papera eta dena 20.000 euro galdu zituen eta ez zuen ezta 5 zentimo irabazi. Kalean eskatzea pentsatu zuen. Handik 10 egunera 10 zentimo irabazi zituen bakarrik eta bere poltsikotik eroritakoak ziren.

Gero margolaria izan nahi zuen, nola “Monalisa” kalkatu nahi zuen lapurtu egin behar zuen eta Parisera bidaia 600 euro ziren.

Hogei urte geroago 599 euro lortu zituen eta euro bat lortzeko hilabete bat behar izan zuen. Orduan Parisera joan zen. Han saiatu zen lapurtzen baina harrapatu egin zuten eta kartzelan sartu. Han 10 urte pasa zituen eta berriz saiatu zen baina ordurako “Monalisa” beste tokitan zegoen: Tokyo, New York eta Paris.

Behingoz zerbait ona pasa zitzaion. Bidaian marrazkiak egin eta diru pixka bat irabazi zuen. Diru horrekin bidaia pagatu zuen Paris-Madrilera. “Las Meninas” izeneko koadroa lapurtu nahi izan zuen. Baina ikusi zuenean Madrileko arkietktura, arkitekto izan nahi zuen.

Hasi zen planoak marrazten eta hasieran parke bat marrazten hasi zen eta originala atera zitzaion. Bera ‘flipetan’ zegoen. Egin zuen dena oso esageratua eta esan zuen 5 urterentzako zela eta orduan jendeak esan zion matematika ikasteko izatekotan 5 urte gutxienez beharko zituela.

Orduan hasi zen eta Eiffle dorrea zegoen tokian nahi zuen joan. Berriz joan zen Parisera eta udaletxean esan zion ezetz berak orduan joan zen suntsitzera Eiffel dorrea 50 gruarekin, Orduan udaletxeak mundu guztiari deitu zion eta berari….

*******************

OHARRA: Ipuin xelebrea. Ingelesezko ‘brain storming’en oinarritutako metodologian idatzia dagoela argudiatu daiteke, baina nire (Marmoka2) ustez ‘kamellua’ aldatu beharko luke Pingino3-k.

LA AVENTURA DE MANU Y PIO

Erase una vez hace unos pocos años un cura que vivía en un bello pueblo con nombre Oiartzun  , el cura vivía en un pequeño piso con el mayordomo Pio que era , bajo , pequeño , con cabello sucio , vago , bobo , comilón y que no se tomaba nada en serio, El cura que se llamaba Jose Manuel Lekuona con su apodo “Manu” era , alto , delgado , rubio , firme , inteligente , trabajado , curioso y amable .

Manu y su criado vivían felices en Oiartzun hasta que llego la guerra civil Española y Manu le dijo a Pio que tenía miedo y que queria irse a otro sitio y que por esa razón mando una carta al convento de Lasarte – Oria y que ya le respondieron , que tenían una habitación libre y que tenían dos semanas para ir , sino ya seria tarde.

Por eso se hicieron la maleta y se prepararon para partir esa misma noche hacia el nuevo hogar. Por el camino se encontraron con dos militares, tontos, musculosos, feos y creídos. Ellos les dijeron que no podían pasar porque estaba prohibido pero ellos igualmente ellos pasaron, después de dos kilómetros los mismos militares les pillaron a los dos deambulando por la oscuridad.

Al cabo de un par de minutos ya estaban atados a unas esposas camino a la comisaria de Donostia. Por el camino a Manu se le ocurrió salir corriendo porque al fin y al cabo estaban atados con las mismas esposas y tenían que ir al mismo sitio y susurrando se lo digo a Pio su compañero sin que se enterasen los militares.

Justo a cuatro kilómetros justos de su destino (el convento de Lasarte-Oria )pusieron en marcha su plan y por lo sorprendente que parezca funciono el truco o sea que, sí fueron en su camino hacía el convento de Lasarte-Oria y esta vez no iban andando sino que corriendo para que no les pillasen los militares por segunda vez.

Al siguiente día antes de llegar a Lasarte-Oria se pararon en una roca a desayunar las manzanas y los plátanos que tenían porqués estaban hambrientos de tanto andar toda la noche.

Al cabo de un par de horas llegaron al convento y allí les acogieron perfectamente a los dos y también les dieron pollo para comer y la mejor habitación que tenían.  Era cuadrada, grande, ´tenía dos grandes camas para dormir y echarse la siesta, un baño con un váter y una ducha. Además, la habitación disponía de una cosa muy especial que le encanto a Manu; era una estantería llena de libros como una biblia, un cómic, y también una gran palanca de hierro llena de polvo medio escondida con una cortina de seda roja.

Dos días después Manu ya no podía aguantar sin poder tocar la palanca y lleno de valor bajo la palanca hacia abajo. Al cabo de unos segundos se encontró bajando por un túnel hacia un misterioso sitio que el tenía muchas ganas de saber hacía donde conducían esas curiosas escaleras.

Aquel mismo instante a Manu le latió el corazón tanto que has él lo notaba. Al final de aquellas escaleras había una puerta de acero y madera que él empujó, y allí se abrió sin problemas. Lo que había allí dentro era maravilloso (para Manu claro). Había un montón de cosas que a él le encantaban: libros. Sólo había libros y sin perder un instante entró y no tardó en descubrir el archivo de las monjas.

Desde aquel inesperado día todos los días bajaba y escribía con la información que tenía un largo texto sobre todo de lo que sabía. Después de cuatro años, se tuvo que ir de aquel maravilloso lugar donde descubrió grandes descubrió grandes secretos que él no hubiese sido capaz de descubrir por sí mismo.